La miel, ingrediente elemental en remedios caseros

miel de caña

El papel de las abejas en el ecosistema es crucial, después de todos, son las responsables de polinizar al menos el 50% de las plantas; pero hay algo más que caracteriza a estos maravillosos insectos: la elaboración de la miel, alimento de idolatría mundial no solo para endulzar el paladar, sino como ingrediente en numerosos remedios naturales y tratamientos de belleza.

Principales usos de la miel:

El contenido vitamínico, mineral y antioxidante de este elixir milenariamente utilizado – junto a sus propiedades antibacterianas y desinflamantes – le hace participe en cualquier clase de remedios caseros. 

  • Cicatrizante de heridas: bastará con untar el área a tratar – previamente desinfectada – cuidando de dejar un espacio para que la piel respire; acto seguido, cubrir con un apósito hidropolimérico que absorba el líquido expulsado por la herida. Repetir a diario hasta cicatrizar. 
  • Aliada en el cuidado del cabello: combinando miel con aceite de almendras y plátano, se obtiene una excelente mascarilla capilar que suavizará el cabello mientras cierra las puntas abiertas. 
  • Desintoxicante natural del organismo: su contenido antioxidante y enzimas activas, son perfectas para desintoxicar el cuerpo; efectividad que se incrementa, fusionando una cucharada del ingrediente a un vaso de jugo de piña, para tomar en ayunas 2 veces a la semanas.
  • Restauradora de la piel facial: la pasta obtenida de mezclar 3 cucharadas de miel con un par de canela en polvo es la mascarilla ideal para devolverle la salud lozanía al rostro. 
  • Para aliviar la tos: la infusión de miel, jugo de limón y aceite de coco calma la tos en cuestión de minutos; basta con combinar en una taza de agua caliente, dos cucharaditas de cada ingrediente y tomar tibio dos veces al día.
  • Hidratante de las manos: la acción regeneradora e hidratadora de la miel, es idónea para devolverle la suavidad a las manos, propiedad que se maximiza si se mezcla con un poco de aceite de almendras.
  • Recuperadora de los músculos: tomar una cucharada de miel después del entrenamiento, es suficiente para reponer energía y evitar la atrofia muscular derivada de la pérdida de glucosa propia de rutinas exigente.
  • En la lucha contra problemas digestivos: sea que se combine con menta o jengibre, la infusión de miel supone una aliada para sentirse más ligero tras la ingesta de comidas pesadas; en cuadros agudos, conviene tomarle en ayuno debido a su poder antiinflamatorio.   

Imagen via tiendatrops.com

Una planta herbácea que cura malestares y da sabor a la comida

 El Jengibre ha sido olvidado por la mayoría de los individuos, ya sea por su sabor amargo o por desconocer las propiedades que éste contiene, las cuales son de gran beneficio para la salud.

 

 

Resultado de imagen de jengibre

 

Ésta planta herbácea, llamada de esa manera por su facilidad para romperse, es de gran utilidad en materia gastronómica como medicinal, tratándose de afecciones digestivas, menstruales, estomacales, febriles, reumáticos y musculares.

 

Además, el Jengibre es fácil de usar para preparar ricas comidas, completas en nutrientes y minerales para el buen vivir, ya que al momento de consumirlo, trabaja directamente en diversas vías del cuerpo humano.

 

Su origen proviene de las Islas del Caribe, específicamente de Jamaica y su exportación remonta en el Siglo V, antes de Cristo, de allí inició desde Asia Central por todo el Mediterráneo, hasta lograr hallarse hoy en día a nivel mundial.

 

El Jengibre, se ofrece de manera medicinal de diferentes formas, pues se puede preparar como loción y té, dependiendo de la molestia presentada.

 

En el caso de las mujeres con dolores menstruales, siendo éste el malestar más frecuente, se sugiere, hervir un poco de agua y al momento de observarla con alta temperatura, proceder a eliminar la concha del Jengibre, luego agregar pequeños trozos dentro del recipiente con agua hervida, dejándolo allí en un tiempo promedio de 15 minutos, para así posteriormente beber el té de Jengibre las veces que desees o hasta haber desaparecido el malestar menstrual.

 

Es importante resaltar que, de no resistir su sabor amargo u en otras ocasiones picante, se recomienda agregar un toque de limón y miel ecológica, para contrarrestar el gusto que lo caracteriza.

 

De igual manera, es muy beneficiosa para los resfriados o en el mayor de los casos, la muy conocida gripe mucosa, el Jengibre ayuda a mejorar las vías respiratorias con solo tomarlo de la misma modalidad antes mencionada, y en par de días te sentirás como nuevo, sin tos ni flema.

 

Cómo pueden observar, el Jengibre a pesar de su incómodo sabor, apariencia y olor, es excelente medicina natural, ya que también combate enfermedades tales como: Vómito, diarrea y úlcera. También se emplea como antipirético, es decir, efectivo para bajar fiebre.

 

Sin dejar por alto, su eficacia en el proceso de regulación del páncreas (órgano glandular, situado en el abdomen del hombre), el cual se encarga de realizar el trabajo digestivo de los alimentos.

Para la comida

El Jengibre, ha sido de mucha utilidad en la cocina Oriental, ya que muchas personas prefieren usarlo para aderezar carnes, pescado, arroz, mariscos, entre otros, con la finalidad de darle un sabor original a la comida con el toque picante que él obsequia.

 

Mostrando así, sus dos maneras de funcionar en la gastronomía, ya sea en platos fuertes o en deliciosos postres, aquellos que enamoran a grandes y chicos, como los bizcochos, frutas acarameladas y sin duda, el Jengibre también puede hacerse notar a través de un exquisito Sorbete (semi-helado), conocido por no poseer grasa y yema de huevo.

 

La alopecia también es un problema de las pacientes femeninas

 

Usualmente relacionamos a la alopecia con los hombres, ya que es más común socialmente verlos a ellos padecer de este problema y además de exhibir su calvicie sin miedo alguno ante los demás, infortunadamente los índices de alopecia han aumentado entre las mujeres. Epidemiológicamente son las mujeres quienes suelen visitar con mayor frecuencia al dermatólogo preocupadas por su imagen y estética, buscando soluciones para estos problemas de belleza.

En resumen, podemos decir que existen más de 200 tipos de problemas capilares, y los más comunes en las consultas es la alopecia androgénica, que comienza a perder pelo desde la juventud logrando tener la sensación de calvicie.

Suele afectar al 80% de los hombres, pero en las mujeres, el 40%, puede ser causado por varios factores, pero generalmente tiene su etiología desde la genética y en las mujeres por cambios hormonales.

Las personas pierden entre 50 y 100 cabellos al día como parte de un proceso fisiológico de renovación capilar, pero hay personas que pierden mucho más de 100 cabellos al día. Estos pueden clasificarse como alopecia y el más común es la androgénica, donde los folículos pilosos tienen más receptores androgénicos y provocan la pérdida de densidad capilar en zonas del cuero cabelludo definidas.

Diferencias entre la alopecia masculina y femenina

Las pacientes femeninas tienden a tener un cabello que progresivamente se vuelve cada vez más quebradizo, seco y fino. Esto se asocia con alopecia difusa, y el médico lo relaciona con problemas hormonales en las mujeres, como la menopausia. En el caso de la alopecia androgénica se expresa en la coronilla afectando a los hombres.

¿Qué debo hacer si se produce el problema?

La alopecia androgénica es reversible, aunque hay casos en los que la solución es un trasplante de cabello. Al incurrir algún signo o síntoma, se debe ir al dermatólogo, generalmente para este es suficiente un interrogatorio y un examen físico para llegar a un diagnóstico.

Pero hay casos en los que se requieren exámenes para ayudar al diagnóstico, al iniciar la terapia el paciente refiere mejora y aumento de la densidad capilar. Además de que se siente conforme con la imagen obtenida, refuerza la estima y la confianza y cabe la posibilidad de un diagnóstico de otras patologías.

El minoxidil y otros fármacos que previenen la acción de los andrógenos son los más útiles en la población femenina. También podemos encontrar que el uso de la terapia capilar con microinyecciones (antiandrógenos) ha demostrado ser muy eficaz para la vida de las personas que padecen alopecia. Inyectado a nivel del folículo piloso y su efecto es espesar el cabello, es un proceso indoloro o con dolor tolerable, no deja cicatrices y no requiere preparación inicial.

Se pueden administrar otros medicamentos por vía oral, como acetato de ciporterona, espironolactona o inhibidores de la alfa-reductasa. Estos previenen los efectos secundarios desagradables. Es común que el médico prescriba Minoxidil en su forma oral, que es la preferida por las pacientes femeninas.

Al iniciar esta terapia es necesario ser muy consistente con los tratamientos prescritos por el dermatólogo, es importante llenarse de paciencia y evitar el estrés ocasionado por la espera. Es porque estos tratamientos suelen tardar unos 6 meses en comenzar a reconocer los beneficios o efectos que se han logrado con la terapia.

Es decir, es un tratamiento a largo plazo. La terapia suele adaptarse a las especificidades de tu vida diaria, a su patología, a las posibles interacciones con otros medicamentos, con el fin de reducir las recaídas y obtener el mejor efecto en el paciente.

 

 

You might also likeclose