La Acupuntura puede mejorar tu codo de tenista

Unos cuantos tratamientos con acupuntura podrían ser suficientes para que las personas con casos graves de “codo de tenista” puedan mejorarse, indica un estudio. La acupuntura logró en 22 pacientes con epicondilitis humeral lateral crónica, conocida como “codo de tenista”, lo que terapias tradicionales como aparatos ortopédicos, analgésicos y otros métodos no pudieron lograr.

 

Aún más, los pacientes no volvieron a tener dolor durante los ocho meses del seguimiento, según el doctor Peter T. Dorsher, de la Clínica Mayo, en Jacksonville, Florida. Dorsher informó de sus resultados en San Francisco este sábado en la reunión anual de la Academia Americana de Medicina Física y Rehabilitación.

 

La acupuntura, una antigua terapia china, inserta agujas diminutas en puntos específicos del cuerpo. En este estudio, Dorsher, que tiene un diploma en acupuntura, usó agujas “redondeadas” para insertarlas en el músculo con el menor daño posible al tejido. Se cree, por tradición, que las agujas, estratégicamente colocadas, aumentan la irrigación y liberan energía en el área dolorosa.

 

No está claro el mecanismo, pero Dorsher dijo que cree que la acupuntura puede ser tan beneficiosa, que ahora la practica como tratamiento de elección para el codo de tenista. Los pacientes de su estudio fueron “los peores casos entre los peores casos”, no habiendo encontrado alivio por medio de la fisioterapia, medicamentos ni cirugía. El codo de tenista se produce cuando los tendones en las articulaciones se inflaman por exceso de uso, ya sea por los movimientos del tenis o por algún otro movimiento repetido como martillear o hacer trabajos de jardinería.

 

Dorsher dijo que cuando el padecimiento se hace crónico, la inflamación desaparece pero los tendones se empiezan a degenerar. No se sabe con certeza por qué la acupuntura ayuda a los pacientes en las primeras y últimas etapas del codo de tenista, pero Dorsher dijo que parece que las agujas relajan los músculos tensos alrededor de la articulación.”

 

Esta es un arma muy poderosa para el dolor”, dijo. Dorsher proyecta estudiar un número mayor de pacientes de los que algunos recibirán acupuntura y otros un placebo (sustancia inactiva). El problema, apuntó, será cómo realizar una prueba “falsa” de acupuntura para compararla con la prueba real. En Madrid puedes acudir a Centro Rubio Valor

Deja un Comentario

You might also likeclose