Archivo | Nutricion Feed RSS para esta sección

Los peligros de la mala alimentación en la infancia

Mantener cuidados desde temprano con la alimentación de nuestros hijos es fundamental para que ellos crezcan con salud. Pero no sólo eso: una educación nutricional en la infancia es muy importante para evitar que en el futuro cercano sufran problemas muy graves (¡y no estoy hablando solamente la obesidad!).

Para mostrarte todo esto, en el post de hoy enumere nada menos que los 9 principales peligros de una alimentación rica en grasas y alimentos industrializados en la infancia (es decir, de una mala alimentación). Vea cuales son:

 

1) Desarrollo de un paladar adicto: el consumo constante de azúcar y grasas nocivas hacen que el niño sólo quiera comer estos alimentos. ¿El resultado? Según expertos, “mayor dificultad para tener placer por una alimentación más natural y saludable”.

2) El aumento de peso temprano: con una dieta desequilibrada, puede ser que el niño desarrolle cuadros de sobrepeso y obesidad.

3) Alteraciones en las tasas de laboratorio: Expertos también señalan que los enemigos de la salud, tales como el colesterol o los triglicéridos, pueden aumentar mediante estos malos hábitos.

4) Dificultad de desarrollar competencia alimentaria: es decir, a elegir alimentos más saludables durante toda la vida. ¿Recuerda la historia del paladar adicto y el rechazo de la alimentación sana? Pues eso, todo esto puede persistir por muchos y muchos años.

5) Difícil tener claridad sobre los verdaderos momentos de hambre y saciedad: Ahora hay otro punto importante – con una dieta desequilibrada, el niño se dará cuenta al salir que realmente necesita alimentarse. Esto puede llevar al desarrollo de un patrón alimentario compulsivo.

6) Crear una relación reactiva con la comida sana: otra consecuencia de un paladar tan adicto. Una vez instaurado, va a ser difícil convencer al pequeño a experimentar alimentos que no sean ricos en grasas nocivas y aditivos químicos.

7) La hipotonía o debilidad muscular: la debilidad muscular, conocido como hipotonía, es una consecuencia de la mala alimentación en los niños.Tristeza, palidez, el cese del crecimiento y llanto débil, son algunos de los síntomas. El bajo rendimiento físico y escolar es otro riesgo. En los bebés se manifiesta con un retraso en la llegada de los primeros pasos.

8) Carbohidratos, déficit o abuso: En la infancia, el exceso de carbohidratos, así como la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Aparecen caries, cambios de humor, falta de concentración e hiperactividad.

En el otro extremo, el déficit de hidratos de carbono provoca fatiga y falta de apetito. Por ser la “gasolina” del cuerpo, su consumo escaso disminuye la energía.

9) Cambios en el comportamiento: saben que el exceso de colorantes y otras sustancias artificiales en los alimentos procesados pueden desarrollar marcos tales como el TDAH (trastorno de hiperactividad por déficit de atención)? Pues eso, el peligro va más allá del físico. ¡Todo cuidado es poco!

Conclusión

Las consecuencias de una mala alimentación en los niños pueden ser permanentes. La dieta variada y equilibrada en la infancia determina una existencia saludable y prolongada. Cueste lo que cueste, incluir en la dieta de los niños, alimentos de todos los grupos es indispensable para que se desarrollen de la forma adecuada.

 

Imagen Babyeco

¿Cómo alimentarnos para tener una buena visión?

 

Para cuidar nuestra salud en general, ya sabemos que es indispensable tener una buena salud. En este sentido, esto también es válido para cuidar la salud de la visión, ya que el ingerir alimentos ricos en Omega 3, luteína, Vitaminas C y E son ideales para tener una buena visión. En lo que sigue encontrarás una serie de secretos sobre qué comer para tener una vista saludable y cuáles son los beneficios de ésta alimentación con vitaminas y minerales.

Sólo las personas que tienen algún tipo de afección en la vista, suelen cuidarlas, el resto, por creer (porque siquiera tienen la certeza) que su vista se encuentra sana y funciona bien, no toman las precauciones necesarias para gozar de una buena salud para la visión. Es por esto que detenerse a mirar lo que sigue, puede ser un buen comienza para empezar a cuidar tu vista, sólo prestando atención a lo que comemos.

¿Qué alimentos comer para tener una buena salud?

Tanto para mantener una buena salud visual como para tener un buen estado general del organismo, debemos consumir alimentos ricos en vitaminas C y E, zeaxantina, ácidos grasos Omega 3 y luteína, Esto está comprobado según un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de la Visión de EEUU.

Se recomienda el consumo de alimentos que sean ricos en estos nutrientes, porque éstos últimos se asocian con un riesgo bajo de padecer degeneración macular que está en relación con la edad, ojo seco y cataratas. En este sentido, la elección de estos alimentos es una opción excelente más allá de cuál sea la edad en la que se comience a consumirlos. Venimos hablando de los nutrientes, pero aún no especificamos cuáles podrían ser los alimentos a consumir, algunos ejemplos serían, pescados de agua fría (como las sardinas y el salmón) frutos secos, granos enteros, vegetales de hoja verde, aceites vegetales ( como el aceite de lino) y frutas cítricas ( como el pomelo y las naranjas).

Consideraciones generales

Las personas que tienen diabetes y alguna degeneración macular que está en alguna relación con la edad, o bien se encuentran en riesgo de padecer alguna de estos enfermedades, pueden verse beneficiadas al llevar una dieta de bajo índice glucémico.

Quienes ya padecen diabetes u otras personas que en algún momento, con la intención de perder peso, apelaron a una dieta de bajo índice glucémico, suelen estar más familiarizados con estos consejos, en donde se indica que los hidratos de carbono elevan los niveles de azúcar en sangre.

Dicho esto, se entenderá que las personas con degeneración macular relacionada con la edad, pueden verse favorecidas en lo que significación una disminución en la progresión de esta enfermedad al comenzar a llevar una dieta con suplementos nutricionales que incluyan vitaminas E y C, óxido de cobre, óxido de zinc y betacaroteno.

Consulta con el oftalmólogo

Es importante antes de comenzar con el consumo de estos suplementos, hacer una consulta con el oftalmólogo. Esto se debe a que muchos nutrientes podrían estar contraindicados para ciertas personas, como por ejemplo sería el caso de los fumadores. En ellas, podría haber un aumento del riesgo de cáncer del pulmón y de próstata si comienzan a incorporarse en la dieta suplementos de betacaroteno. A su vez, vale aclarar que el cigarrillo potencia la probabilidad de padecer degeneración macular.

Para terminar, no se debe perder de vista que el agregar a la dieta vitaminas y suplementos nutricionales no constituye directamente a una cura concreta para los problemas de la vista. Sin embargo el combinar un tratamiento o los consejos del oftalmólogo con una buena alimentación, puede ser una buena opción para tener una buena salud.

Dieta vegetariana, una tendencia que diariamente suma seguidores

Una alimentación balanceada y saludable es importante  para vernos y sentirnos bien.

Por esa razón,  muchas personas han comenzado a  incorporar en la dieta diaria alimentos sanos y naturales.

En tanto que otras consiguen cambios profundos haciendo una dieta vegetariana, una tendencia que crece y que se ha convertido en un estilo de vida.

La dieta vegetariana tiene como uno de sus principales beneficios que es baja en grasas saturadas, colesterol, y casi nada de proteína animal, que es el caso de los vegetarianos que agregan a su alimentación alimentos como el huevo, a pesar que ingieren en pocas oportunidades.

Además, realizar una dieta vegetariana reduce los riesgos de sufrir problemas cardiovasculares, estreñimiento, sobrepeso, presión alta, osteoporosis y diabetes.

Si la dieta vegetariana que se sigue es equilibrada y bien controlada es posible obtener de manera  saludable todos los nutrientes necesarios como por ejemplo vitaminas, proteínas, carbohidratos, grasas y sales minerales.

Quienes optan  por una dieta vegetariana eliminan de forma definitiva de sus comidas  todo tipo de carnes tanto rojas como blancas.

Existen sin embargo, diferentes tipos de dietas vegetarianas, entre ellas el vegetariano puro, quien no come carne en absoluto, el ovo-vegetariano, es el que consume huevo, el ovo-lacto-vegetariano, consume huevo, leche y todos sus derivados y el pesco-ovo-lacto-vegetariano que adiciona el pescado a la dieta.

Antes de comenzar con estos cambios tan  radicales en la alimentación, es necesario consultar a un médico  ya que al organismo le llevará un tiempo adaptarse a ellos. Una vez adoptado el estilo de vida vegetariano se puede bajar de peso y sentirse mucho mejor.

Quienes consumen carne y desean cambiar a una dieta vegetariana, lo ideal es hacerlo de forma gradual, dejando primero de consumir carnes rojas, luego las blancas y elegir entre los distintos tipos de dietas vegetarianas la que más se adapte al gusto y tendencia de cada uno.

Visto en www.deaseo.com

You might also likeclose