Archivo | Alimentacion Saludable Feed RSS para esta sección

5 mejores consejos para tratar las estrías

La flacidez hoy en día es considerada un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, y generalmente aparece como consecuencia del sedentarismo, disminución considerable de peso, falta de ejercicio y otros factores más. A diferencia de otros problemas de tipo estético como es el caso de las estrías y las celulitis, mejorar la flacidez es mucho más fácil, ya que sólo es necesario fortalecer los músculos y disminuir grasa de la zona en cuestión. Es por esto que en lo que sigue te enseñamos los pasos para lograr solucionar la flacidez, que implica una rutina de ejercicios y una dieta.

Para que los resultados puedan alcanzarse lo antes posible y puedan perdurar en el tiempo, es importante cumplir con la rutina de ejercicios y la dieta de modo estricto.

Eliminar alimentos ricos en grasas y priorizar el consumo de agua

Lo primero que debemos hacer es eliminar aquellos alimentos que sean ricos en azúcar refinada o en grasas trans, ya que de esta manera se evita que se forme en exceso tejido adiposo, que es la responsable de la flacidez. En este sentido, se recomienda llevar una dieta con base de alimentos saludables, sin calorías vacías (que son las responsables del aumento de peso) que aporten nutrientes, vitaminas y minerales que son útiles para el metabolismo corporal.

El agua es fundamental en estas dietas, por lo que se recomienda poner énfasis en el consumo de las mismas, siendo lo recomendable un litro y medio a dos diarios.

Hacer una rutina de ejercicios determinada

El realizar una rutina de ejercicios específica, destinada a trabajar distintas partes del cuerpo, poniendo énfasis en aquellas que presenten flacidez. Lo recomendable es realizarlos determinados días a la semana, respetando los tiempos de descanso necesarios y así mismo cumplir con las repeticiones de cada una.

Cremas reafirmantes

Una buena opción es acudir al uso de cremas reafirmantes, de marcas reconocidas o las recomendadas que han sido corroborados por diversos estudios su eficacia. Es mejor si podemos buscar un asesoramiento de personas expertas en el tema, ya sea médicos clínicos o en los centros de salud estética.

Centros de estéticas: tratamientos específicos

Los centros de estética ofrecen una amplia gama de tratamientos destinados a tratar los problemas en la figura que aquejan a las personas comúnmente. Generalmente los tratamientos que ofrecen en estos centros no sólo tratan el problema de manera específica y utópica, sino que además permiten optimizar tiempos, aunque cuesten dinero. Es por esto que se la considera una opción secundaria y no necesariamente la primordial y básica.

Los resultados de los tratamientos específicos tienen la ventaja de obtener los resultados muy rápido, ya que éstos comienzan a notarse en cuestión de días. Además, para las personas que no cuentan con suficiente tiempo para hacer rutinas de ejercicio diario, es una opción ideal, ya que no requiere el esfuerzo de llevar a cabo un ejercicio exigente. Una de las opciones dentro de esta amplia gama de tratamientos posibles son el drenaje linfático, los tratamientos láser o la estimulación del músculo por medio de electrodos.

Evitar el sedentarismo y el no-movimiento

Por último, es importante evitar conductas sedentarias, ya que en caso de que se haya comenzado el camino de solucionar la flacidez, solo retrocederemos en los resultados logrados. En este sentido se debe reemplazar pequeños tiempos perdidos por una rutina de movimiento, sea deambular un poco en lugar de estar tirado, subir escaleras, andar en bicicleta. Esto debe aplicarse en acciones diarias, es decir barajar la posibilidad de ir caminando al trabajo en lugar de ir en colectivo, o tomar las escaleras en lugar del ascensor.

Pescado congelado, más fresco y seguro

 

NUVEM DE BACALHAU

El pescado congelado, se ha impuesto cada vez más en esta era de la actualidad, siendo escogido por los consumidores en lugar del acostumbrado pescado fresco, y es que sus cualidades organolépticas son mejor aceptadas por los consumidores finales.

 

Desde que el mercado del frio se comenzó a implementar por las industrias de alimentación, para conservar y mejorar la calidad de los alimentos, los usuarios o amas de casa continúan inclinándose hacia esta opción al momento de escoger sus productos en el mercado, normalmente se adquieren congelados bien envasados, y estos se mantienen hasta llegar al hogar para ser metidos al refrigerador hasta el momento de su consumo, conservando sus cualidades homogéneas. En este sentido es importante mencionar que la industria del pescado es la favorita para este tipo de ventas de alimentos congelados, ya que su compra significa adquirir un producto que ya está limpio listo para cocinar y consumir, el cual puede tener una larga vida en su refrigerador sin dañarse mientras se mantenga a temperatura por debajo de los 18 grados.

 

Se debe descongelar de manera correcta antes de ser preparado, para asegurar que todos los nutrientes se mantengan se recomienda una descongelación lenta, si es posible programada desde el día anterior poniendo el pescado en la nevera, para así tener su óptima calidad. Este estilo es el más indicado debido al proceso que atravesó el mismo para ser congelado, el pescado es sometido a muy bajas por unos segundos nada más, creando partículas de hielo que no dañan su fibra y musculatura, por lo que si se descongela de manera rápida estaríamos provocando una alteración de la forma del hielo causando la ruptura de las fibras y la perdida de líquido, en este momento es donde se desperdician y eliminan cientos de vitaminas y minerales, cambiando la textura y alterando el sabor al ser preparados en la cocina.

 

Por el contrario siguiendo el adecuado y lento proceso de descongelación, se logra que el agua pase del estado sólido a líquido sin romper el pescado ni perder agua, de esta manera el resultado obtenido serán todas las propiedades y características casi exactas al pescado fresco.

Foto Eurofrits

Beneficios de la uva para la salud

Las uvas son un alimento que viene consumiéndose desde hace milenios por la humanidad. Son muchas las variedades que existen de uvas, cada una de ellas con sus propias propiedades y características. No obstante, por su textura, sabor y propiedades son uno de esos alimentos que todos deberíamos comer con cierta regularidad para el bienestar de nuestro organismo.

 

De acuerdo a recientes estudios relacionados con las uvas, se ha detectado que se encuentran asociadas con la prevención de enfermedades graves como el cáncer, la hipertensión y, en general, con las enfermedades del corazón, entre otras más, lo que da un valor añadido a la ingesta de esta fruta.

 

Las uvas son frutas muy hidratantes, pues están compuestas por altos niveles de agua. Además, son ricas en antioxidantes importantes para la salud ocular, entre los que se destacan la luteína y la zeaxantina. Para el caso de las uvas rojas, estas contienen resveratrol, un fitoquímico que nos protege contra enfermedades y condiciones crónicas.

 

A su vez, el consumo de uvas es un factor importante para evitar que caigamos en una zona de riesgo en cuanto a obesidad se refiere. Asimismo, contienen componentes esenciales para nuestra salud, lo que hace de las uvas un alimento ideal para la prevención de diversas enfermedades.

 

Las uvas también poseen quercetina, un elemento usado por sus propiedades antiinflamatorias, motivo por el que las uvas pueden ser usadas para calmar los efectos de las alergias en el cuerpo, incluyendo la secreción nasal, los ojos llorosos y la urticaria.

 

Por su alto contenido de agua, las uvas son una de las claves para combatir el estreñimiento, pues fomentan la hidratación de nuestro cuerpo. Todo esto sin olvidarnos de los altos niveles de fibra que presenta, una combinación idónea para regular las evacuaciones intestinales y, en definitiva, hacer del estreñimiento un problema del pasado.

You might also likeclose