Tipos de terapias más utilizados en la psicología

 

 

Existe una gran variedad de terapias que se emplean en la psicología para tratar dependiendo del caso, problemas de salud mental, como depresiones o traumas.

Sin embargo, en la actualidad unas terapias son más empleadas que otras, debido a la gran efectividad que brindan en los pacientes.

En este artículo nos enfocaremos en identificar las terapias más empleadas en la psicología y la ayuda que brindan en determinados pacientes.

Cabe destacar que las terapias que mencionaremos serán o no de utilidad dependiendo del psicólogo y del caso que se esté llevando a cabo.

En primer lugar tenemos la terapia psicoanalítica que es la más utilizada por los psicólogos. En este tipo de terapia, la característica más descriptiva es que el paciente se recuesta en un diván y desde allí deberá contarle al psicólogo el problema o problemas que posee.

Mediante esta terapia, el psicólogo podrá determinar con exactitud cuál es la razón intrínseca que lleva a la persona a necesitar ayuda profesional.

Por ejemplo, una mala experiencia en la vida, traumas en la niñez, etc. En este aspecto, el psicólogo procurará guiar al paciente a una solución efectiva.

En segundo lugar tenemos la terapia sistémica, en donde el psicólogo atiende el problema involucrando a toda la familia que esté relacionada con el problema.

Este tipo de terapias es de gran utilidad para que la persona afectada pueda mantener una comunicación estable con las personas que conforman su núcleo familiar.

Por ultimo, tenemos la terapia cognitiva, en donde el psicólogo trabaja con la mente del paciente. Es decir, si el paciente tiene problemas de depresión, lo que hace el terapeuta es tratar de cambiar los pensamientos negativos por otro tipo de pensamientos.

De esta manera, el paciente se recupera de su estado emocional y puede superar las dificultades por la que esté pasando. Esta terapia es útil en casos de depresión o baja autoestima.

La ciática, un problema que debemos conocer

La ciática es un problema bastante frecuente y suele ser una gran molestia en nuestro cuerpo, sin embargo, antes de conocer en detalle este problema, lo primero que debemos de hacer es conocer lo que es la ciática.

La ciática es un dolor causado por algún problema que afecta a nuestro nervio ciático. Este nervio se encuentra ubicado en la parte del muslo de la pierna hasta la planta del pie. El dolor suele dar siempre en una sola pierna.

También es importante destacar que el dolor es generado por debilidad en las piernas, o por alguna lesión que haya afectado este nervio. Este mal, suele afectar en la gran mayoría a las mujeres que están embarazadas.

Ahora bien, una vez sabido lo que es la ciática, debemos conocer las causas que generan esta clase de dolores en nuestro cuerpo.

En primer lugar, podemos mencionar como un problema principal de este tipo de dolor a las fracturas o las lesiones en las piernas. El impacto por la lesión puede afectar considerablemente los músculos de la pierna y, por ende, se ve afectado también el nervio ciático.

Otra causa posible, es el acto de cargar grandes cantidades de peso de manera habitual. Esto hace que nuestras piernas sufran debilitamiento, lo que sin duda puede generar dolores de ciática.

También existen otros males que generan dolores de ciática, como son los tumores y las hernias (de disco principalmente).

Por lo tanto, en caso de padecer de algunos de estos males, podemos deducir claramente que somos propensos a sufrir de dolores de ciática.

Los síntomas de este tipo de dolor pueden presentarse de manera paulatina. Es decir, podemos sentir alguna molestia al estar mucho tiempo sentados, al momento de toser o de reírnos, al tumbarnos en la cama, etc.

En caso de padecer este problema, debemos consultarlo rápidamente con un médico. Hasta ese momento, podemos utilizar analgésicos o pasar hielo sobre la zona afectada para calmar los dolores.

Los remedios naturales para equilibrar las hormonas

Un estilo de vida lleno de estrés acompañado por una mala dieta puede causar estragos en el equilibrio hormonal delicado de una mujer. Incluso las mujeres sanas que siguen una buena dieta pueden ver defectos en sus hormonas.

Los síntomas del desequilibrio hormonal

Por ejemplo, si nos damos cuenta de la fatiga excesiva o la aparición de vello donde no tenía, podríamos tener un desequilibrio hormonal. Incluso un aumento repentino de peso corporal o enrojecimiento puede indicar algo mal en el nivel hormonal. Si nos damos cuenta de uno o más de estos síntomas, hay que atenderse a la brevedad posible con nuestro médico de cabecera, quien le aconsejará el mejor tratamiento. Sin embargo, los desequilibrios hormonales también pueden ser ayudados por algunos remedios naturales. Veamos algunos de ellos.

Darle importancia a nuestra dieta. El primer remedio para equilibrar las hormonas es seguir una dieta saludable. Somos lo que comemos: ninguna frase es más cierto que esto. Entonces hay que prestar atención a las grasas, especialmente las saturadas, que deben limitarse tanto como sea posible. Limitamos también quesos y productos lácteos, así como proteínas de origen animal, la carne roja particular. Y dar luz verde para las frutas y verduras orgánicas, suplementada con frutos secos, ricos en grasas “saludables”.

Dormir al menos ocho horas por noche. Otro remedio, totalmente natural, con la que podemos ayudar a nuestras hormonas a equilibrarse, es el sueño. Tenemos que dormir al menos ocho horas por la noche, o al menos tratar de tener un sueño tan tranquilo como sea posible. Si tiene problemas para conciliar el sueño, tratar de tomar una copa de cal o malva antes de ir a dormir. Alternativamente, podemos poner dos gotas de aceite esencial de lavanda debajo de la almohada. Esto ayudará a relajar el cuerpo y el espíritu.

No estresarse. El estrés es uno de los factores ambientales que pueden causar desequilibrios hormonales. Así que debemos mantener los niveles de estrés y no estar abrumados por las cosas y situaciones. Si podemos, practicar ejercicios de meditación: le ayudamos a entrar en una dimensión de bienestar interior que nos alejamos de situaciones negativas. Descansar cuando lo necesitamos, y tomar un momento de relax todos los días.

Usar hierbas que equilibran las hormonas. El cuarto remedio natural para equilibrar las hormonas es tomar las hierbas específicas que aumentan o disminuyen nuestros niveles hormonales. Una vez más, siempre debemos acudir a un experto que nos mostrará la dosis y forma de aplicación. Entre las hierbas que ayudan a controlar los niveles hormonales son el regaliz, el ginseng asiático, Rhodiola y diente de león.

Evite los estimulantes. El último recurso para ayudar a equilibrar las hormonas es evitar las bebidas excitantes. En especial la cafeína. Así que vamos a limitar el café y, si no tienes éxito, no podemos superar la dosis de una o dos tazas de café al día, beber antes de las cuatro de la tarde. La cafeína en realidad afecta a la producción de hormonas de la glándula suprarrenal, lo que genera fatiga. También evite las bebidas energéticas o bebidas gaseosas que contienen cafeína.

 

You might also likeclose