Como Enfrentarse a La Inseminación Artificial (Pareja)

 

Antes que todo la inseminación artificial a pesar de tener muchos factores positivos, tiene sus controversias, pues el proceso es prácticamente una “ruleta rusa”, solo un 30 % de todas las inseminaciones salen como lo esperado en el primer o segundo intento.

Como Enfrentarse a La inseminación Artificial. Lo primero es evaluar la fertilidad de la pareja, usualmente se le echa la culpa a la mujer de no tener hijos. Pero el hombre es responsable tanto como la mujer. Después comprobar la fertilidad de ambos, se debería de hacer un seguimiento a la pareja para comenzar los preparativos para la inseminación.

Luego de la primera cita con el médico y de realizar los exámenes correspondientes, se comienza el seguimiento al ciclo menstrual de la mujer, se espera que 11 o 14 días después de la menstruación, el óvulo se debe encontrar entre las trompas de Falopio y el cuello uterino. Durante este tiempo se debe de hacer la inseminación.

Luego de haber realizado la inseminación se tomaran registros de las hormonas de la mujer, verificando sus niveles para confirmar que se ha producido el embarazo.

Tasa de Efectividad de la Inseminación Artificial

Debemos decir que la Inseminación artificial es un proceso muy sencillo, comparado a la fertilización in vitro que su procedimiento es más directo, por esto la tasa de efectividad puede variar tanto, depende mucho de los factores naturales. En el caso del hombre depende de la calidad y cantidad de esperma que entregue para el procedimiento, se le recomienda al hombre un periodo mayor de 3 días de abstinencia para este proceso. Así se garantiza que la muestra sea uniforme.

Para la mujer es más riguroso, ya que depende prácticamente de la edad que tenga, pero en promedio la tasa de efectividad artificial oscila entre el 20 % y el 60 %, entre el segundo y quinto intento.

 

Cartílago de tiburón demuestra ninguna efectividad contra el cáncer

Lene Adrian, del hospital universitario de Copenhague, dijo que el suplemento no tuvo efecto cuando se probó en pacientes danesas que sufrían cáncer de mama. “No hubo evidencia de que el tratamiento aportara beneficios y yo no le aconsejaría a los pacientes que lo usen”, dijo Adrian el viernes ante la Conferencia Europea de Cáncer Mamario en Bruselas.

 

El cartílago de tiburón ha sido vendido como tratamiento alternativo para el cáncer desde principios de la década de 1990, cuando se publicó un libro titulado “Sharks Don’t Get Cancer”, escrito por William Lance. El libro sugería que una proteína en el cartílago del tiburón impedía que el tiburón desarrollara cáncer al bloquear el desarrollo de pequeños vasos sanguíneos necesarios para que los tumores malignos sobrevivan y crezcan.

 

La idea creó todo un mercado de suplementos de cartílago de tiburón cuyas ventas se estiman en el orden de los 50 millones de dólares anuales. Pero desde entonces, investigadores han descubierto que los tiburones sí desarrollan cáncer, pero con una incidencia menor que otros peces y los seres humanos.

 

Investigadores daneses probaron el tratamiento en 17 mujeres con cáncer de mama avanzado que no habían respondido a otros tratamientos. Las pacientes tomaron 24 cápsulas de cartílago de tiburón al día durante tres meses, pero la enfermedad progresó en 15 de ellas y una desarrolló cáncer en el cerebro.

 

Sólo en una mujer se estabilizó el cáncer, pero Adrian dijo que esto no era poco común en pacientes con cáncer de mama metastásico que se disemina a otras partes del cuerpo. “La evidencia de que el cartílago de tiburón no tienen efecto en el tratamiento de cáncer se hace cada vez más fuerte. Yo no lo recomendaría, ya que no presenta efectos convincentes. Además, origina problemas gastrointestinales como efectos colaterales y es caro”, agregó la experta.

 

Los resultados de la investigación danesa sustentan investigaciones anteriores que encontraron que el polvo de cartílago de tiburón no impidió el crecimiento tumoral en 60 mujeres con cáncer avanzado.

La vitamina C durante el embarazo

-Los alimentos ricos y saludables en combinación con otras vitaminas, puede resolver, aliviar o prevenir muchas enfermedades típicas de embarazo.
-Los resfriados por ejemplo se consideran un problema menor, pero puede llegar a ser muy molestos durante el período de gestación -Cuando es necesario tomar medidas para reducir al mínimo el consumo de medicamentos y usarlos sólo bajo estricta supervisión médica.
-Aunque no se considera una cura para el resfriado común (no hay cura), una buena ingesta de vitamina C puede acortar la gravedad de los síntomas y, en particular, para limitar su apariencia.
-Aumenta, por lo tanto, el consumo de frutas cítricas y verduras, puede ayudar a combatir los resfriados y aliviar la congestión ya que la vitamina C tiene propiedades anti-inflamatorias.
-Por ejemplo la vitamina C también es valiosa contra las varices, si usted por ejemplo tiene una predisposición a sufrir de venas varicosas, los cítricos, en toda su variedad, (naranjas, limones, mandarinas.
-Los cítricos la pueden ayudar, ya que contienen los Bioflavonoides son pigmentos vegetales no nitrogenados.

que se encuentran en los cítricos, actuando junto con el ácido ascórbico (vitamina C), ayudan a mantener sanas las venas capilares y combatir las várices son muy comunes durante el embarazo.
-También la vitamina C es muy son útil en la mejora de enfermedades de las encías tales como problemas sanguíneos y retracción de las encías que muchas mujeres embarazadas sufren por desgracia.
-Si usted pertenece a este grupo, se pueden encontrar alivio mediante el aumento de la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina C, se debe tener además, una higiene oral rigurosa.
-También es muy útil la vitamina C contra los dolores de espalda, otra enfermedad bastante común en el embarazo es el dolor de espalda, aunque no hay alimentos que cura milagrosa, no hay duda de que una dieta rica en vitaminas C, D, B y así ayudaremos a mantener los huesos y músculos sanos, reduciendo de esta manera el riesgo de padecer este trastorno.
-Buena también la vitamina C para la diabetes, se descubrió que esta vitamina tiene un efecto protector sobre los vasos sanguíneos de los pacientes diabéticos, y por esta razón, el consumo de frutas y verduras ricas en vitamina C puede mejorar el estado de la enfermedad.

Vía: Bebes Elche Blog

You might also likeclose