Suplementos naturales para dormir mejor

Dormir es uno de los actos naturales a los que debemos prestar más atención para garantizar que nuestro organismo esté en las mejores condiciones para enfrentar distintas las tareas del día a día. Por ese motivo, si eres una persona que tiene problemas para conciliar el sueño y hacer de las noches un momento de relax y descanso, te recomendamos varios suplementos naturales para que te ayuden a dormir de una forma segura y efectiva.

 

Recuerda que la falta de ejercicio, el exceso de trabajo por las noches o una mala alimentación, son condicionantes para dormir en malas condiciones, así que tampoco descuides estos aspectos.

 

La manzanilla

 

Actúa a un nivel muy similar que los medicamentos tranquilizantes, razón por la que su efecto calmante es ideal para propiciar un excelente momento de descanso al dormir. Eso sí, esta bebida no produce efectos secundarios. Ten cuidado si estás embarazada o en periodo de lactancia, pues no podrás consumirla.

 

Valeriana

 

Ha sido utilizada como un sedante y un tratamiento para la ansiedad. Además, se ha comprobado que es una excelente opción para hacer que tengamos sueño mucho más rápido, sin olvidar que mejora la calidad del mismo. El uso de la valeriana puede traer algunos efectos secundarios como dolor de estómago.

 

Pasiflora

 

Es una planta adecuada para situaciones de insomnio. Es una opción ideal para tomar durante largos periodos de tiempos sin presentar ningún inconveniente. Incluso se lo podemos dar suministrar a niños.

Melisa

 

Es un tranquilizante natural de los nervios. Además, tiene propiedades narcóticas, combinación que hace de este suplemento natural una gran alternativa para garantizar que sorteemos las dificultades para dormir. Para que los resultados sean aún más efectivos al tomar melisa, es necesario beber una infusión media hora antes de ir a la cama. En caso contrario, necesitaremos esperar ese espacio de tiempo antes de tratar de dormirnos.

 

 

 

Beneficios de la uva para la salud

Las uvas son un alimento que viene consumiéndose desde hace milenios por la humanidad. Son muchas las variedades que existen de uvas, cada una de ellas con sus propias propiedades y características. No obstante, por su textura, sabor y propiedades son uno de esos alimentos que todos deberíamos comer con cierta regularidad para el bienestar de nuestro organismo.

 

De acuerdo a recientes estudios relacionados con las uvas, se ha detectado que se encuentran asociadas con la prevención de enfermedades graves como el cáncer, la hipertensión y, en general, con las enfermedades del corazón, entre otras más, lo que da un valor añadido a la ingesta de esta fruta.

 

Las uvas son frutas muy hidratantes, pues están compuestas por altos niveles de agua. Además, son ricas en antioxidantes importantes para la salud ocular, entre los que se destacan la luteína y la zeaxantina. Para el caso de las uvas rojas, estas contienen resveratrol, un fitoquímico que nos protege contra enfermedades y condiciones crónicas.

 

A su vez, el consumo de uvas es un factor importante para evitar que caigamos en una zona de riesgo en cuanto a obesidad se refiere. Asimismo, contienen componentes esenciales para nuestra salud, lo que hace de las uvas un alimento ideal para la prevención de diversas enfermedades.

 

Las uvas también poseen quercetina, un elemento usado por sus propiedades antiinflamatorias, motivo por el que las uvas pueden ser usadas para calmar los efectos de las alergias en el cuerpo, incluyendo la secreción nasal, los ojos llorosos y la urticaria.

 

Por su alto contenido de agua, las uvas son una de las claves para combatir el estreñimiento, pues fomentan la hidratación de nuestro cuerpo. Todo esto sin olvidarnos de los altos niveles de fibra que presenta, una combinación idónea para regular las evacuaciones intestinales y, en definitiva, hacer del estreñimiento un problema del pasado.

VIDA SANA

La vida ajetreada que llevamos hoy nos impide en muchas ocasiones tener unas costumbres saludables, y con el paso del tiempo nuestro organismo se siente afectado, llegando incluso algunas veces a tener dolencias producidas por esta falta de ejercicio y alimentación equilibrada. Poco podemos hacer algunas veces con el tiempo que tenemos, pero si nos organizamos y nos esforzamos  podemos seguir pautas que nos permitan mejorar nuestro sistema físico.

Por ejemplo podemos preparar alimentos de un modo más saludable, haciendo hincapié en el consumo de frutas y verduras, evitando comer un exceso de grasas, azúcares y sal. Si planeamos de antemano los platos que consumiremos seguro que será más sencillo llevar una dieta equilibrada.

Y si no tenemos tiempo para salir a correr o hacer algo de ejercicio en el gimnasio, podemos tratar de montar nuestro propio gimnasio en casa. Si tenemos una habitación libre, podríamos colocar algunos aparatos para hacer ejercicios, como bancos de abdominales o pesas y mancuernas. Eso sí, lo más recomendable es disponer algunos tapetes de yoga debajo de las máquinas, sobre todo en el lugar en el que usamos las pesas, para evitar que se rompa el suelo en el caso de que se nos caigan accidentalmente.

CONSEJOS PARA UN ENTRENAMIENTO.

 

Untitled-13

Es aconsejable no hacer comidas fuertes por lo menos tres horas antes del entrenamiento. Uno no va a tener la energía suficiente para hacer ejercicio, si el cuerpo todavía está digiriendo su comida más reciente. Es mejor pasar un poco de hambre.

 

CALENTAMIENTO:

Asegúrese de que calienta los músculos antes de empezar a hacer ejercicio. Haga por lo menos diez minutos de actividad cardiovascular para conseguir un aumento circulación. Con los músculos fríos somos más propensos a sufrir una lesión, como distensiones o micro roturas en los músculos y tendones.

LIMITAR LOS PERÍODOS DE DESCANSO:

Respetar los periodos de descanso entre serie y serie de ejercicios, pero estos deben ser lo más cortos posibles, sólo el tiempo suficiente para que su corazón y músculos se recuperen. Si usted es capaz de mantener un ritmo cardíaco elevado, le ayudara a consumir la grasa y transformarla en masa muscular.

CONOZCA SUS MÚSCULOS:

Uno debe saber que músculos está trabajando en todo momento y que están sometidos a una tensión o esfuerzo al realizar un ejercicio, por ejemplo, si usted está haciendo sentadillas, estará trabajando los tríceps.

AISLAR:

Trate de centrarse en un músculo o grupo muscular durante el ejercicio. Por ejemplo, si usted está haciendo flexiones, asegúrese de que su pecho está haciendo la mayoría del trabajo, es muy importante para obtener buenos resultados y evitar lesiones.

CONTROL DEL RITMO:

Llevar un buen ritmo es muy importante, ir controlado el esfuerzo que se realiza, unos cuatro segundos en cada sentido, para que el movimiento positivo (la parte “dura” de un ejercicio) y el movimiento negativo (la parte “fácil” de un ejercicio), permitirá a uno aprovechar al máximo el entrenamiento y se traducirá en cambios mucho más rápidos y mejores condiciones físicas.

You might also likeclose